Coro Estable

 

El Coro Estable del Teatro Colón fue creado en 1925. En su primera temporada fue dirigido por Achille Consoli y César Stiattesi. Al año siguiente, asumió la dirección Rafael Terragnolo, quien continuó al frente del Coro durante veinticinco años. Entre 1951 y 1967, su director fue Tullio Boni, sucedido en 1968 por Romano Gandolfi. Otros importantes directores del Coro fueron Carlos Berardi, Luis de Mallea, Valdo Sciammarella, Carlos Gandolfi, Andrés Máspero, Jorge Carciofolo, Alberto Balzanelli, Miguel Martínez, Vittorio Sicuri, Salvatore Caputo y Peter Burian. Actualmente su director es Miguel Fabián Martínez. Además de su importante labor en las temporadas líricas del Teatro Colón, el Coro Estable participa también en conciertos sinfónico-vocales. Entre otras obras, interpretó la Misa en Si menor de Johann Sebastian Bach, la Missa Solemnis y la Novena sinfonía de Ludwig van Beethoven, el Requiem de Wolfgang Amadeus Mozart, el Requiem alemán de Johannes Brahms, el Requiem de Hector Berlioz, el Psalmus hungaricus de Zoltan Kodály, la Sinfonía de los Salmos de Igor Stravinski, los Gurrelieder de Arnold Schönberg y el Réquiem de guerra de Benjamin Britten. En 1941, el Coro Estable interpretó el Requiem de Verdi y la Novena sinfonía de Beethoven con dirección de Arturo Toscanini, en uno de los hitos de su riquísimo historial, que también incluye la Novena Sinfonía dirigida por Daniel Barenboim. El Coro Estable está integrado por un número de coreutas que ha ido variando con los años, contando actualmente con una planta de más de 100 cantantes. Para ser personal estable del Coro del Teatro Colón éstos deben pasan por pruebas de excelencia vocal y artística. El cantante, además de su alto nivel vocal, debe ser un actor entrenado, pues los directores de escena hoy en día realizan puestas cada vez más exigentes desde el punto de vista visual y teatral.