NOTICIAS

Ópera
14 de Julio de 2016

Die Soldaten, un hito en el Colón

Los que hayan estado en la sala del Teatro Colón el martes 12 de julio de 2016 han formado parte de lo que, tradicionalmente, se conoce como hito histórico. Un mojón o un parteaguas, un momento en el que se abre otro y, a la vez, se cierra uno anterior. Así lo entendieron los críticos y especialistas y así lo recordarán, tamizado por el paso del tiempo, los miles de espectadores que ovacionaron de pie la presentación iberoamericana de Die Soldaten –Los Soldados-, de Bernd Alois Zimmermann, en la puesta de Pablo Maritano y la dirección musical de Baldur Brönnimann. También lo entendió así el propio director, que en su blog personal dejó un texto plagado de pasión y admiración por lo realizado –por Zimmermann entonces y por ellos el martes pasado.  

La referencia a la superposición de tiempos y espacios múltiples no es azarosa, sino que es lo que predomina en la pieza operística que Zimmermann, su única obra en esta género. El común denominador entre los admirados críticos es la destacada labor de la Orquesta Estable, los directores, los escenógrafos, los técnicos y cada nombre propio que ató su historia personal a la de este hito.  

Desde las páginas centrales de Clarín y La Nación, o de Página 12 y La Prensa, repasaron la historia de esta ópera y destacaron su concreción como una gesta. Como un imposible hecho posible, parafraseando las expresiones de Pablo Gianera.

“Si desde el punto de vista orquestal costaba creer lo que se estaba oyendo el martes en un teatro de ópera como el Colón, lo que se vio no resultó menos estremecedor”, se sinceró Federico Monjeau, uno de los que destacó con mayor detalle el tiempo de preparación de la pieza, inusual en el Colón pero posibilitado por la presentación previa de Dido y Eneas, enteramente producida fuera de casa.

“La ópera imposible fue posible. Pero decir 'posible' es decir poco. Die Soldaten, la obra maestra que el compositor Bernd Alois Zimmermann concluyó en 1965, tuvo en el Colón su estreno iberoamericano de la mejor manera, es decir, la más crispada, la más desolada. Hacia 1945, Zimmermann había anunciado que se suicidaría; en 1970, cumplió. Nadie que no hubiera considerado el suicidio podría haber escrito Die Soldaten. Esto da escalofríos”, repasó en el comienzo de su crónica Gianera, quien catalogó de excelente la puesta y se mostró conmovido.

No menos conmocionada, “tocada”, según dijo, estuvo Sandra de la Fuente, que repasó la impronta de lo vivido en su columna de los miércoles en Abono 1110, por Radio Ciudad.

“El estreno de Die Soldaten marca una inflexión en la historia del Colón. Pagó una deuda, y quedó claro que la ópera mayor del siglo XX puede respirar con profundidad aun en salas que no fueron creadas para ella. Un triunfo, en verdad”, cerró Gianera a modo de conclusión absoluta.

Desde La Prensa, Carlos Ure repasó en detalle la valía técnica de la pieza y en Página 12, Diego Fischerman describió la precisión escenográfica y espiritual de la superposición de tiempos y espacios con el mecanismo desplegado de “cubos móviles y superpuestos, montados sobre el disco giratorio del escenario, que multiplican y superponen escenas hasta el infinito”. Y destacó especialmente la “actuación extraordinaria de la Orquesta Estable”.

También el Director Artístico del Teatro, Darío Lopérfido, se manifestó "muy feliz de que esta apuesta haya resultado un éxito histórico. Todo mi reconocimiento a los hacedores y a la crítica especializada, que reflejó a la perfección en sus crónicas las implicancias de este desafío. El Colón es una gran casa, siempre capaz de hacer lo imposible". 

La pieza, que renueva el repertorio del Colón con una obra ideada a mediados del Siglo XX como respuesta a la miseria de la humanidad expresada por la Segunda Guerra Mundial, es un fresco arrasador, una denuncia brutal sobre la sociedad contemporánea. La crítica, los espectadores y los intérpretes así lo han sabido entender. Y Zimmermann, suicidado en 1970, dejó su legado en el Teatro Colón.

 

Quedan 4 funciones de Die Soldaten: viernes, martes y miércoles a las 20, y domingo a las 17. La última función, el miércoles 20 de julio, tendrá precios promocionales como parte del ciclo Colón Contemporáneo, y será transmitida en vivo a través de teatrocolon.org.ar. Elenco, programa de mano completo, entradas y más información aquí.