György Sándor Ligeti

COMPOSITOR
Thumbnail

Fue uno de los compositores vanguardistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Sus primeras obras muestran la influencia de otros maestros húngaros, como Bartók y Kodály, incorporando rasgos folklóricos. Tras su exilio durante la Revolución Húngara, Ligeti se asoció a los movimientos vanguardistas de Colonia y Darmstadt, donde experimentó en el terreno de la música electrónica, la performance y las técnicas expandidas, y desarrolló su característico estilo forjado por masas sonoras de gran riqueza tímbrica. A comienzos de la década del 70 tomó contacto con la música minimalista americana de compositores como Riley y Reich, abriéndose en parte a su influencia, sobre todo en términos rítmicos. Entre sus obras más destacadas están Musica Ricercata (1951-53), Artikulation (1958), Apparitions (1958-1959), Atmosphères (1961), su Poème symphonique para 100 metrónomos (1962), Requiem (1963-1965), Lux Aeterna (1966), Lontano (1967), Ramifications (1968-1969), Continuum (1970), Clocks and Clouds (1972-1973), la satírica ópera Le Grand Macabre  (1975-1977, rev. 1997) y su Piano Concerto (1985-1988). Fue profesor en Darmstadt y en la Academia de Música de Estocolmo, miembro electo de la Real Academia Sueca de Música, vicepresidente de la sección austríaca de la SIMC, compositor residente en la Universidad de Stanford y profesor de composición en la Musikhochschule de Hamburgo. A lo largo de su carrera, Ligeti recibió numerosos doctorados honorarios, altas condecoraciones y prestigios premios que incluyen el Grawemeyer (1986), el Premio Kyoto (2001) y el Polar de la Música (2004).